Neurólogo/Neuróloga

¿Qué es un neurólogo?

Un neurólogo es un médico que se especializa en el tratamiento de enfermedades que afectan el sistema nervioso humano. Es una especialidad médica muy prestigiosa y difícil debido a la complejidad del sistema nervioso, que consiste en el cerebro, la médula espinal y los nervios periféricos. Dado que el cerebro es el comando central del cuerpo humano, las enfermedades que lo afectan tienen un impacto negativo significativo sobre la salud y el funcionamiento normal. Un neurólogo es un médico que está altamente capacitado para reconocer los primeros síntomas de disfunción nerviosa, establecer su causa, la ubicación exacta del problema y su posible tratamiento.

Los neurólogos suelen ser personas que poseen una forma de razonamiento orientada al detalle y son muy hábiles para identificar los signos menores de trastornos neurológicos. A diferencia de los neurocirujanos, los neurólogos no realizan cirugías, sino que tratan la enfermedad neurológica a través de medicamentos, rehabilitación y terapia física. Sin embargo, los neurocirujanos siempre consultan a los neurólogos antes de hacer cualquier intervención quirúrgica importante en el cerebro, porque los neurólogos por lo general tienen una profunda comprensión de la relación entre la estructura anatómica y la función cerebral, que es muy importante para una recuperación completa.

¿Qué hace un neurólogo?

Los neurólogos son personas muy inteligentes que dedican su vida a tratar trastornos del sistema nervioso. Esta profesión médica requiere mucha paciencia, una comprensión profunda de la anatomía y la fisiología, pero también el conocimiento de otros sistemas del cuerpo, tales como los sistemas cardiovascular, respiratorio, endocrino y digestivo. Esto es porque cualquier enfermedad que afecta estos sistemas del cuerpo puede afectar directamente la función del cerebro y causar la enfermedad neurológica.

Por ejemplo, la presión arterial alta no tratada puede causar un accidente cerebrovascular, que es una pérdida repentina de suministro de sangre a una región del cerebro que resulta en la muerte de las células cerebrales. Aunque inicialmente la enfermedad se presenta como un problema cardíaco, termina convirtiéndose en un importante problema neurológico que necesita ser abordado por los neurólogos.

Los neurólogos también necesitan tener un buen conocimiento de las enfermedades infecciosas, bacterias y antibióticos ya que muchas infecciones pueden afectar inicialmente al cerebro o pueden extenderse hacia el cerebro en su evolución. La meningitis es un buen ejemplo de una enfermedad neurológica que tiene una causa infecciosa. Aunque inicialmente el paciente puede ser referido a un especialista en enfermedades infecciosas, un neurólogo puede hacerse cargo del caso si existe un potencial de daño severo al funcionamiento nervioso como consecuencia de la enfermedad.

Los neurólogos también tratan las enfermedades de los nervios periféricos, que pueden resultar en la pérdida de la función muscular, la pérdida de la percepción táctil, la pérdida de sensibilidad al dolor o la temperatura e incluso el habla o la discapacidad visual. Otra enfermedad importante a la que se dirigen los neurólogos es la epilepsia, que afecta a casi un uno por ciento de la población general en algún momento de su vida.

Un especialista en neurología iniciará la investigación de un paciente en particular realizando un examen neurológico, que implica la evaluación de la función cerebral básica, y una evaluación individual de cada grupo de nervios periféricos. Este es un método para obtener una comprensión básica sobre la ubicación del problema dentro del sistema nervioso. Sin embargo, los neurólogos de hoy en día no tienen que depender únicamente de su talento para identificar la causa y la ubicación de la región afectada basándose únicamente en el examen clínico. Las herramientas médicas avanzadas de la proyección de imagen tales como tomografía computarizada y resonancia magnética pueden proporcionar un diagnóstico más preciso y hacer el tratamiento más eficaz y seguro.

Los neurólogos se encontrarán con personas que sufren de convulsiones, han perdido su capacidad de mover sus extremidades o tienen deficiencia severa del habla. Los expertos potenciales en neurología necesitan tener la capacidad de hacer frente a tal tensión y ser emocionalmente estable. Además, necesitan ser buenos para resolver problemas y observar pequeños detalles que ayudarán a prevenir un mayor empeoramiento de las condiciones de salud menores.

Por ejemplo, un pequeño cambio en la forma en que el paciente se siente en uno de sus miembros puede ser el primer signo de un problema regional importante del cerebro, como el cáncer o la obstrucción del flujo sanguíneo. Al reconocer tales pequeños síntomas y detalles, los neurólogos suelen ser capaces de tratar la enfermedad en sus etapas incipientes y salvar la vida del paciente.

¿Cómo es el lugar de trabajo de un neurólogo?

Los neurólogos trabajan principalmente en hospitales u otros contextos clínicos de múltiples especialidades. Dependiendo del país, un neurólogo puede tener un consultorio médico privado. Los neurólogos por lo general no trabajan en unidades de atención primaria o en entornos de atención médica de emergencia, pero pueden ser llamados en determinadas situaciones para evaluar el estado de un paciente en tales unidades.

¿Qué estudiar para ser Neurólogo / Neuróloga?

Profesiones relacionadas