¿De qué se trata la Medicina?

Realiza nuestro test y descubre si es la carrera perfecta para tí.

Existen muchas razones por las que seguramente estás considerando estudiar Medicina, ya sea porque posees una gran vocación para ayudar a aliviar el dolor y el sufrimiento de las personas, o porque es una carrera demandada y respetada en todo el mundo.

Sin embargo, esta carrera suele ser un desafío tanto práctico como intelectual, por lo que, antes de decidir estudiarla, es importante conocer y ponderar sus diversos aspectos y cualidades, a fin de tomar la decisión más acertada de cara al futuro.

¿Qué es la Medicina?

Primero que nada, la medicina es el campo de la salud y la curación de enfermedades, y tiene como objetivo promover y mantener la salud, y el bienestar del cuerpo de los pacientes.

Así pues, la medicina es un área en el que encontramos diferentes roles involucrados, como los médicos, las enfermeras, y otros especialistas. No obstante, el médico es el único miembro que trabaja directamente con los pacientes.

Por lo tanto, el médico como profesional de la salud debe, al evaluar a las personas, cubrir desde el diagnóstico, tratamiento y la prevención de enfermedades, la investigación médica y muchos otros aspectos de la salud.

De tal manera que, el médico es el profesional que evalúa a la persona, con el objetivo de diagnosticar, tratar y prevenir la enfermedad utilizando el conocimiento asimilado durante su capacitación, la investigación y las experiencias, y el juicio clínico.

En esencia, los médicos ayudan a los enfermos examinando, recetando medicamentos recetados y administrando tratamiento a sus pacientes. También examinan a los pacientes, interpretan las pruebas y asesoran a los pacientes sobre cuidados de rehabilitación, preventivos y dietéticos.

Los médicos pueden trabajar en una de las muchas especialidades dentro de la profesión. Estos incluyen pediatría, ginecología, psiquiatría, cirugía, anestesiología, cirugía y medicina general.

En la historia de la medicina, se tiene registro de la prevención y el tratamiento de enfermedades de la antigüedad, y desde entonces no ha dejado de practicarse hasta nuestros días.

Así pues, mucho antes de la visión de la medicina como un conocimiento técnico y práctico sobre el cuidado de la salud, los primeros hombres descubrieron, mediante el ensayo y error cuáles eran las plantas que tenían más valor curativo.

Es por ello que, al comienzo de nuestra civilización se veía a la medicina como una práctica principalmente doméstica con el uso de productos vegetales o hierbas. No obstante, aún persisten estas metodologías de curación.

En este sentido, enfermedades comunes como el resfriado o la gripe, solían tener algún tratamiento a base de hierbas o pociones con diversos compuestos coadyuvantes.

Incluso, en algunos momentos de la historia, el hombre recibía tratamiento de origen sobrenatural, siendo algunos rituales y objetos, los más empleados para curar a los pacientes y liberarlos de algún ente maligno o demonio.

Ahora bien, con la llegada del siglo XIX la historia de la medicina se desarrolla aún más, pues son numerosos los descubrimientos científicos sobre el funcionamiento humano, así como los descubrimientos de medicinas altamente eficaces y de éxito comprobado.

Por supuesto, los descubrimientos son posibles gracias al uso de microscopios, por lo que el estudio anatómico del cuerpo humano a nivel fisiológico, se pudo verificar el funcionamiento de los gérmenes, y los efectos de las sustancias anestésicas.

Poco después, se comienza a hacer uso de antibióticos para curar enfermedades infecciosas, así como el desarrollo de vacunas para enfermedades consideradas incurables hasta entonces, como la fiebre tifoidea, y la tuberculosis. De hecho, no fue hasta 1930 cuando se comenzó a saber mucho más de los virus y el proceso de inmunización contra enfermedades virales.

Actualmente, la medicina recibe el apoyo de la tecnología para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades. Así pues, los grandes avances tecnológicos han permitido la detección temprano de diversas enfermedades crónicas como el cáncer.

¿Cuál es el perfil que debe tener un aspirante a la carrera de medicina?

Como hemos visto, estudiar esta carrera implica tener una excelente preparación previa en distintas áreas del conocimiento, por lo que, es importante investigar bien de qué se trata antes de postularte o hacer una solicitud de estudios a la universidad de tu preferencia. Así pues, para convertirte en un estudiante exitoso de la Facultad de Medicina, necesitas contar con algunas características y habilidades importantes, si bien algunas de ellas se pueden desarrollar con un poco de dedicación. Estas son:

Pasión por las ciencias Sin duda, esta es una de las habilidades más importante que todo aspirante a medicina debe tener. En este sentido, tener una buena educación eficiente en ciencias, diagnóstico y tratamiento es parte de las habilidades necesarias para ser médico.

Durante la carrera de pregrado del médico, deberás enfocarse en ciencias como la biología, la anatomía humana y la bioquímica, todas las cuales son necesarias para comprender los requisitos laborales de ser médico.

Habilidades de comunicación Comunicarte adecuadamente es otra de las capacidades más importantes del futuro médico, ya que te ayudará a construir y mantener una buena relación con los pacientes. Además, esta es una garantía de que serás capaz de interactuar con tus pacientes y los demás profesionales de la salud.

Capacidad de colaboración y/o trabajo en equipo La medicina es uno de los campos en los que es imprescindible aprender a trabajar en equipo y colaborar con otras personas para lograr un objetivo en común, especialmente, porque en el terreno de la medicina, existen muchas situaciones en las que es importante la colaboración mutua.

Eres una persona empática Por último, tenemos a la empatía. Según diversas investigaciones, los pacientes cuyos médicos escuchan sus inquietudes siguen atentamente sus órdenes con mayor obediencia y están más satisfechos con los procedimientos de su tratamiento.

Es importante que cada médico posea compasión y empatía como médicos para comprender las necesidades emocionales de los pacientes y responder a sus necesidades e inquietudes.

Preguntas frecuentes sobre la carrera de Medicina

A continuación, algunas dudas frecuentes entre los aspirantes a estudiar medicina.

¿Cuál es la duración de esta carrera?

La duración de la carrera de medicina depende en gran medida de la Universidad a la que desees ingresar. Sin embargo, esta suele durar alrededor de unos 5 a 6 años, por lo que es una de las carreras más largas y exigentes, tanto en su programa de estudio, como en los procesos que deben seguir los estudiantes para obtener su grado.

¿Cuál es el precio por estudiar Medicina?

Igualmente, el precio por estudiar esta carrera varía de acuerdo a la universidad, especialmente si esta es privada o pública. En las primeras, el precio de un año de estudios es de 17.000 euros aproximadamente, mientras que, en las segundas, puede costar hasta 757 euros.

¿Qué nota de corte necesito para entrar en Medicina?

La nota de corte más alta para Medicina registrada en el curso 2019-2020 fue de un 13,075 para ingresar en la Universidad Autónoma de Madrid. Mientras que, la más baja es de 12,180 en la Universitat de Lleida.

Materias generales que comprende el plan de estudios de Medicina

Durante los 5 a 6 años que dura la carrera de medicina, posiblemente debas ver las siguientes materias generales. Por supuesto, cada universidad posee un plan de estudios diferentes, sin embargo, algunas comparten las mismas materias esenciales:

  • Anatomía Humana: Generalidades y Aparato Locomotor
  • Introducción a las Ciencias de la Salud
  • Biología Celular
  • Bioquímica Estructural y Biología Molecular
  • Práctica Clínica Asistencial
  • Histología
  • Fisiología General
  • Aprendizaje Integrado en Medicina
  • Bioquímica Metabólica
  • Estructura Microscópica de Aparatos y Sistemas
  • Psicología Médica
  • Genética Humana
  • Fisiología Médica
  • Bioética y Comunicación
  • Nutrición Humana
  • Anatomía Humana: Neuroanatomía
  • Microbiología y Parasitología Médicas
  • Patología Estructural y Molecular
  • Fisiopatología y Semiología Clínica
  • Radiología Clínica
  • Bases de la Cirugía Clínica
  • Farmacología General
  • Inmunología Médica
  • Epidemiología
  • Entre otras.

¿Cuáles son las salidas profesionales de Medicina?

La mayoría de los graduados de medicina se convierten en médicos. Las oportunidades están disponibles tanto en los hospitales privados, así como médico de cabecera. Los graduados en medicina también pueden ejercer como docentes en universidades.

Por otro lado, muchas salidas laborales están relacionadas con la especialidad en la que desees incursionar después de obtener el título de medicina.

Sin embargo, los médicos graduados también pueden laborar en otros espacios de salud que no son necesariamente en un hospital o en la universidad, o también, ejercer diferentes roles al finalizar la carrera, como periodismo de salud, fotógrafo de salud, trabajador de salud pública, entre otros.

Así pues, puede trabajar en los siguientes espacios de salud:

  • Institutos de investigación médica.
  • Prisiones.
  • Las fuerzas armadas.
  • Clínicas privadas.
  • Empresas del sector privado para asistencia médica al personal.
  • Hogares de ancianos residenciales.
  • Laboratorios y farmacias.
  • Entre otros.

¿Cuánto gana un médico en España?

El sueldo mínimo de un médico en España varía de acuerdo al sector o la institución de salud en la que desees ingresar.

Sin embargo, el valor promedio del sueldo mínimo de un médico va desde los 2.543 euros al mes en médicos de Tipo 1 de Navarra hasta los 6.423 euros al mes en médicos de Tipo 4, de Ceuta y Melilla.

Como podemos observar, también depende del tipo de médico en el que sitúes una vez hayas terminado tu carrera.

¿Cómo puedo saber si esta carrera es para mí?

Convertirse en médico es un camino largo y arduo, que comienza con 4 a 5 años en la escuela de medicina, y luego un año realizando labores comunitarias.

En este sentido, la facultad de medicina es un compromiso que requiere dedicación al estudio durante un período prolongado de tiempo. Entrar y terminar la escuela de medicina no es una carrera, es apenas un primer paso.

Así pues, para prepararte como médico es indispensable que te sientas bastante motivado y con un interés profundo para ayudar a otras personas a superar enfermedades y su sufrimiento. Por lo tanto, si tu interés ha ido creciendo desde tus años más jóvenes, es posible que este sea el camino correcto para ti.