¿Por qué estudiar la carrera de Medicina?

Realiza nuestro test y descubre si es la carrera perfecta para tí.

Entre las carreras más tradicionales que existen se encuentra la medicina, siendo una de las más elegidas por los jóvenes estudiantes. Sin duda alguna, no existe una persona en el planeta que no respete la labor que realiza un médico, por lo que la medicina es una de las carreras más inspiradoras.

Si te encuentras pensando si la medicina es la carrera perfecta para ti, pero aún no estás del todo seguro, entonces has llegado al lugar correcto. Es normal que te embarguen dudas, por lo que hemos escrito este artículo para ayudarte a tomar la decisión correcta. No dejes de leer hasta el final y descubre las razones para estudiar medicina.

Antes que nada, analiza tus motivos

Antes de pasar de lleno a explicarte cuáles son las razones para estudiar medicina, es importante que te auto-examines y analices cuáles son realmente tus motivos para considerar esta carrera.

Tu principal razón para estudiar la carrera de medicina debe ser que sientes una genuina pasión por las vidas humanas. Por eso, necesitas escoger la carrera por ti mismo, y no por cuestiones como "mi padre fue médico" o "es una carrera bien remunerada".

Más allá del dinero o de las expectativas que puedan tener otros, los médicos tienen el compromiso de salvar vidas, así la pasión y vocación debe ser el pilar de tu elección.

Como estudiante de medicina, tendrás que comprometerte genuinamente con el estudio. Aquí no vale "estudiar para aprobar el examen", sino que realmente necesitas fijar los conocimientos en tu mente, ya que dicho conocimiento es indispensable para atender a los pacientes. Así que, si estás planteándote estudiar esta carrera, debes elegirla por vocación genuina.

La medicina es una carrera que sin duda le dará un giro de 180° grados a tu vida. Es una carrera demandante, exigente y larga, por lo que ser médico no es una profesión que pueda ejercer cualquier persona.

Además, un médico debe ser capaz de poner las necesidades de otros por encima de las suyas. El nivel de compromiso de un médico es bastante elevado, hasta tal punto que debes estar disponible para tus pacientes a cualquier hora del día.

¿Por qué deberías estudiar medicina?

Una vez que te hayas auto-analizado y cuando sepas que genuinamente sientes una vocación por ser médico, seguramente querrás saber cuáles otras razones existen para escoger esta noble carrera. Pues bien, las principales razones para estudiar medicina son:

  1. Existe un amplio abanico de posibilidades laborales En cualquier país, los médicos siempre tendrán posibilidades de trabajo. Contrario a lo que mucha gente cree, el campo de trabajo de estos profesionales no se limita únicamente a examinar pacientes, operar y recetar tratamientos en las clínicas y en los hospitales, sino que va más allá.

Por ejemplo, el profesional de la medicina puede ser contratado para laborar como médico de una empresa, cuya principal tarea es asegurarse de que las condiciones de trabajo no atenten contra la salud de los empleados.

Igualmente, los médicos pueden trabajar con entidades especializadas y desempeñarse en la investigación de enfermedades recurrentes, epidemias, pandemias, etc. Incluso, un médico también puede trabajar dentro de cruceros (una especialidad que se conoce como "medicina marítima"), velando por la salud de las personas que se encuentren a bordo.

  1. Combina la ciencia con el humanismo Los médicos son personas que necesitan tener amplios conocimientos acerca del cuerpo humano, las enfermedades emergentes, el funcionamiento de cada órgano, la anatomía humana, los diferentes tratamientos que existen para las distintas patologías, etc. Sin duda, aquí la ciencia juega un papel fundamental.

Además de esto, un médico necesita transmitir el conocimiento científico que posee de una manera fácil de comprender para el paciente que esté tratando. De esta manera se genera confianza y se establece una sana relación médico-paciente. Realmente, a la hora de tratar con pacientes es fundamental tener empatía.

Los médicos no solo son portadores de buenas noticias, sino que también muchas veces deben anunciar cuestiones dolorosas (como la muerte de algún familiar, por ejemplo). Igualmente, estos profesionales constantemente ven el sufrimiento de otros, por lo que necesitan ser fuertes, amables y empáticos.

En resumen, se podría decir que todo médico es un científico con excelentes habilidades interpersonales, algo que pocas profesiones tienen.

  1. Se trata de una carrera que nunca dejará de crecer Las investigaciones en el campo de la medicina nunca cesan, por lo que constantemente están apareciendo nuevos medicamentos, desarrollándose mejores equipos médicos, surgen nuevas opciones de tratamiento para combatir enfermedades de manera más efectiva, etc.

Sin duda alguna, la medicina es una ciencia que nunca dejará de crecer y desarrollarse, ya que la salud humana es la principal prioridad de toda la humanidad. Por eso, si decides estudiar para convertirte en médico, déjanos decirte que nunca te aburrirás; por el contrario, necesitas leer constantemente y mantenerte actualizado.

Por supuesto, no necesariamente necesitas depender al 100% de la lectura para conocer los últimos avances. También puedes inscribirte en comunidades de médicos, asistir a congresos, suscribirte a revistas especializadas, etc.

Si te apasiona la investigación, el análisis y obtener respuestas a cualquier interrogante que tengas, entonces esa es una buena razón para decidirte por escoger esta carrera. En la medicina siempre estarás activo en este sentido.

Varias personas ven este aspecto como una desventaja y una razón para no estudiar la carrera, ya que algunos pueden llevar un ritmo acelerado de estudio constante. La verdad es que todo depende de ti y de la organización que tengas en tu día a día. Sin embargo, una cosa sí es segura: si no te mantienes actualizado y desconoces los últimos avances en el campo de la salud, puedes quedarte obsoleto.

  1. Ser médico es sinónimo de tener prestigio Desde tiempos antiguos, en cualquier sociedad los médicos son vistos como figuras de autoridad, prestigio y dignas de reconocimiento. Tanto es así que la opinión de estos profesionales es muy valorada y respetada, y es que los años de estudio y el cuidado que ejercen sobre sus pacientes despierta sentimientos de admiración en cualquiera.

Necesitas alrededor de 6 años para obtener el título de médico general, luego de lo cual puedes decidir especializarte en un área en particular. Esto, sumado a la dedicación (que, como dijimos anteriormente, muchas veces implica estar disponible las 24 horas día), ha hecho la sociedad le otorgue prestigio a las personas que ejercen esta profesión.

Por supuesto, en este punto cabe destacar que el prestigio es algo bueno siempre que venga acompañado de humildad. Si como médico eres humilde y tienes una buena actitud en lo que haces, sin duda harás que cualquiera te respete y admire.

  1. Ayudar a otros produce una satisfacción incomparable Toda persona tiene dentro de sí una especie de moralidad y sentimientos altruistas. Por supuesto, algunos tienen estos sentimientos más desarrollados que otros, y sin duda alguna los médicos encabezan la lista de personas preocupadas por su prójimo.

Aunque cada profesional cumple un papel importante dentro de la sociedad, la carrera de medicina tiene una incidencia directa en la vida de las personas. Y es que sin salud es imposible disfrutar de todo lo demás. La intervención de un médico puede cambiar muchas vidas para siempre y, sin lugar a dudas, esto produce una entera satisfacción.

Cuando los profesionales de medicina hacen correctamente su trabajo, están ayudando a restablecer el organismo de una persona, lo que sin duda mejorará su calidad de vida y bienestar. Así que, si eres una persona a la que le apasiona ayudar a otros, esta profesión puede ser la indicada para ti.

Haz tu elección

Escoger una carrera no es una decisión que pueda tomarse a la ligera, por lo que necesitas analizar todos los factores asociados. Recuerda que de la elección que hagas dependerá el resto de tu vida.

En el caso de la medicina, no cabe duda que algunos también analizan los factores negativos de estudiar esta carrera, como por ejemplo que se trata de una carrera difícil, que necesitas tener fuerza y "estómago" para ver el sufrimiento de otros o que el trasnocho y desvelo serán algo inevitable. Sin embargo, si realmente tienes vocación por esta carrera todos estos aspectos quedarán en un segundo plano.

Por supuesto, el camino no será sencillo, pero realmente valdrá mucho la pena. Todo depende de ti, de la manera en que decidas vivir esta experiencia y de la vocación que sientas, tanto por el estudio como por ayudar a otras personas.