Estudiar Dermatología

Realiza nuestro test y descubre si es la carrera perfecta para tí.

El cuerpo humano es un gran misterio que los médicos develan día a día y entre ellos, la especialidad de los dermatólogos, se preocupa por conocer los secretos que presenta la piel.

¿Por qué estudiar Dermatología?

La carrera de medicina suele tener varios años de cursada, hay quienes se conforman con la medicina clínica y hay quienes ingresan con una meta a alcanzar y una rama específica a la cual dedicarse. Quienes elijen como especialidad la Dermatología, tanto durante la carrera de médico o bien desde antes de comenzarla, conocen las bases de esta orientación, están al tanto de que integra cuestiones vinculadas a la piel, así como las manifestaciones que se puedan presentar en el cabello y en las uñas, las cuales están íntimamente relacionadas.
Los alumnos que se interesen por esta especialidad son personas que deben tener desarrolladas, como todo médico, su capacidad de observación, ya que junto con los saberes dictados a la largo de la cursada, serán indispensables para ser un buen dermatólogo.

Estudiar Dermatología
Estudiar Dermatología

¿La carrera recibe el mismo nombre en todos los países?

En la gran mayoría de los países, lo que se encuentra referido a las distintas ramas de la medicina suele recibir la misma denominación, la especialidad de Dermatología no escapa a ello. Por esta razón, no importa la entidad educativa que brinde el posgrado, siempre llevará el mismo nombre estructural para aquellos alumnos que quieran dedicarse a esta área de la salud.

¿Qué materias se estudian en Dermatología?

La especialidad de Dermatología usualmente se brinda de manera similar en distintos países, ya que el profesional debe aprender conceptos básicos y fundamentales para abordar el área clínica con los pacientes y poder observar correctamente para ofrecer un diagnóstico preciso. Es por ello que a lo largo de la carrera se ven los conceptos de dermatología, procedimientos diagnósticos y terapéuticos, biología molecular, dermopatologías, anatomía de la piel, endocrinología, dermatología pediátrica, infectología, fotodermatosis, micología, reumatología, medicina quirúrgica, farmacodermia, entre otras materias específicas que se relacionan con la piel y sus manifestaciones.

¿Qué tareas realiza un médico dermatólogo?

Un dermatólogo puede desarrollarse como investigador tanto en los síntomas que puede presentar la piel como en problemas que pueden vincularse a cuestiones de la dermis. Además puede atender a pacientes realizando los diagnósticos correspondientes, ofreciendo soluciones a los problemas de piel y en algunos casos también se brindan tratamientos orientado al ámbito estético para ciertas personas.
Existen profesionales que también se dedican a la docencia, para seguir formando profesionales en esta rama y otros que han decidido dedicarse a las investigaciones y todo aquello que hace a la evolución de la profesión.

¿En qué áreas puede trabajar un Dermatólogo?

El dermatólogo puede desempeñarse en el área pública y privada a la vez. Puede desarrollarse en hospitales estatales, salas barriales, consultorios privados, centros de salud especializados. Y también puede abocarse a distintas ramas que hacen a la Dermatología, ya que puede inclinarse por la Dermatología pediátrica o bien de adultos mayores, puede dedicarse a la cirugía, a lesiones pigmentadas, entre otras.

Ventajas de estudiar Dermatología

La medicina tiene una doble ventaja, ya que se suele comentar que el médico tiene facilidades de ingresar y tener éxito en el mundo laboral, y además tiene un beneficio extra el cual está vinculado a su aspecto moral, por el hecho colaborar con la atención en pacientes sin recursos. En el caso de la Dermatología esto ocurre de igual manera, ya que a diferencia de otras profesiones, hay una amplia demanda de esta especialidad en los centros de salud, y muchos de ellos, en diversas situacione,s intentan ayudar a las personas que necesitan algún tipo de revisación médica, y que lamentablemente tienen dificultades para acceder a este tipo de atención de la salud.

Desventajas de estudiar Dermatología

La desventaja que presenta esta carrera, por ser de la rama de la medicina, está relacionada puntualmente a la materia obligatoria que deben cursar, que es la residencia para la cual se debe rendir un exámen. En todos los países se debe realizar una práctica profesional en los hospitales para obtener el título, pero se debe estudiar mucho para obtener una de las pocas vacantes que se abren para este motivo.

Qué tareas realiza un Médico Dermatólogo
¿Qué tareas realiza un Médico Dermatólogo?

¿Qué nivel de estudios se puede alcanzar con esta carrera y cuál es su duración?

En Argentina, la Universidad de Buenos Aires, brinda el posgrado de Médico Especialista en Dermatología, con una duración de cursada de tres años.

En Brasil, la Academia Brasilera de Dermatología, brinda la especialización  como pos-graduación, para aquellos médicos que quieran abocarse a esta rama de la salud con una duración de dos años.

En Colombia, se puede cursar la especialidad de Dermatología en la Fundación Universitaria de Ciencias de la Salud, obteniendo un título de posgrado, con una duración de seis semestres.

En España, la Universidad Autónoma de Barcelona dicta entre sus especialidades el Máster en Dermatología Avanzada, para aquellos que ya son profesionales de la rama, con una duración de un año.

En México, la Universidad Autónoma de Guadalajara ofrece la especialidad de Dermatología, con el pre-requisito de haber cursado Medicina Interna. La cursada tiene una duración de tres años y tres seminarios.

Estudiar Dermatología es una inquietud atractiva para muchas personas. Hay estudiantes que ingresan a la carrera de medicina anticipándose al momento de elegir una rama y hay quienes se van enamorando de una especialidad a lo largo de la cursada. Es una profesión tanto para mujeres como para hombres que abarca un gran espectro para trabajar desde cuestiones estéticas hasta cirugías por complicaciones dérmicas. Muchos pacientes acuden a un dermatólogo en una primera instancia por distintas afecciones que se manifiestan a través de síntomas en la zona de la piel, es por ello que son fundamentales como profesionales en sí y también para orientar a los pacientes y derivarlos en caso de ser necesario.

Además, hay médicos que, a pesar de su dedicación a la salud de sus pacientes, prefieren optar por esta especialidad por brindarles la posibilidad de no atarlos a una guardia hospitalaria, salvo en momentos de inicio de la profesión cuando tienen que ser responsables con sus residencias y tener mucha práctica profesional para ser buenos dermatólogos.