¿Cómo funcionan las prácticas y pasantías en Argentina?

¿Deberías tener en cuenta las prácticas y pasantías al momento de estudiar una carrera en Argentina?

Cada país tiene sus propias reglas y leyes vinculadas a los programas de prácticas y pasantías en los que los jóvenes en proceso de formación pueden participar. En algunos estados la regulación no existe, y esto dificulta darle un marco legal a la práctica profesional que realiza el estudiante con respecto a la carrera que está cursando.

En países como Argentina, existe una ley que regula esta práctica profesional de los alumnos del sistema de Educación Superior, de manera que quienes opten por ingresar dentro de un programa de pasantías, tendrán ciertos resguardos que indica la ley.

Sistema de Pasantías Educativas de Argentina

Desde el año 2008 rige en Argentina un Sistema de Pasantías Educativas aprobado bajo la Ley 26.427. En este contexto, el sistema educativo nacional se encarga de reglamentar las prácticas profesionales que realicen los alumnos de Educación Superior en empresas y organismos públicos, o empresas privadas con personería jurídica.
¿Cómo funcionan las prácticas y pasantías en Argentina?
Es importante destacar que una pasantía no es cualquier empleo que obtenga el estudiante en el transcurso de su formación. Ésta en realidad, es una práctica profesional de los conocimientos adquiridos a lo largo de la formación superior.

La pasantía sólo podrá ser considerada como tal cuando se trate de actividades formativas que realicen los estudiantes en empresas y organismos públicos y privados, y que estén relacionadas con los estudios cursados.

Las pasantías, por tanto, son consideradas un complemento a la formación académica, y al mismo tiempo, conllevan para la empresa la obligación de compensar al estudiante con un monto fijo de dinero como estímulo por su actividad.

Obligaciones de empresas, alumnos y universidad

En el marco de la Ley de Pasantías Educativas de Argentina, alumno y empresa deben firmar un acuerdo en el que se comprometen a cumplir las obligaciones que la reglamentación establece. Además de ello, la universidad ocupa un rol fundamental en la ecuación, cumpliendo con una serie de responsabilidades que están vinculadas al diseño del proyecto pedagógico integral de la institución, con respecto a las pasantías, y la evaluación del proceso de prácticas profesionales que realice el estudiante en la organización seleccionada.

El alumno además, tendrá un tutor en la empresa en la que ingrese como pasante, el mismo será el encargado de evaluar, junto con el docente asignado por la institución educativa, el proceso de formación del estudiante en la compañía.

Será potestad de las universidades, dar a conocer los convenios firmados con empresas u organismos públicos y privados en el marco del programa de pasantías de la institución, así como también anunciar con anticipación cada nueva convocatoria de pasantías, con sus respectivos detalles como requisitos de inscripción, plazos, vacantes y procedimientos a seguir.

Duración, carga horaria y beneficios del estudiante en pasantías

La duración de la pasantía, así como su carga horaria, serán definidas en el convenio firmado por el estudiante y la empresa. Pero como norma general, diremos que la pasantía no podrá tener una duración inferior a dos meses y superior a 12 meses. Una vez vencido el plazo de 12 meses, la organización podrá renovar la vacante de pasantía y adjudicársela al mismo estudiante por 6 meses más.

Debido a que la pasantía no genera ningún tipo de relación laboral entre empresa y estudiante, tras finalizar el periodo de duración de la misma, la compañía no tendrá ninguna obligación para con el alumno. Sin embargo en caso de querer contratarlo por tiempo indeterminado podrá hacerlo, pero no se aplicará el periodo de prueba que estipula la Ley de Contrato de Trabajo.

En cuanto a la carga horaria, la ley establece que sólo podrá ser de un máximo de 20 horas semanales. El pasante recibe por esta carga horaria una suma de dinero como estímulo, que se calculará en base al salario básico que la empresa ofrece a sus trabajadores. Además, el alumno recibe los beneficios regulares que se proveen al personal de la organización, incluyendo la cobertura de salud.

Optar por una pasantía puede ser una excelente manera de comenzar a aplicar los conocimientos adquiridos en tu formación de una manera práctica. Por otra parte, te permitirá contactar de forma directa con empresas, mostrar tus capacidades y con ello, ampliar tus posibilidades de inserción laboral.

Debido a que la pasantía es opcional para el estudiante, serás tú quien tenga la última decisión al respecto. ¿Te gustaría participar en un programa de pasantías?