Teología

Realiza nuestro test y descubre si es la carrera perfecta para tí.

La carrera de Teología, propone una formación científica para que los profesionales puedan llevar a adelante estudios sobre Dios, y de cómo el ser humano logra vincularse con él.

La elección de la carrera de Teología, en la gran mayoría de las veces, se realiza por una cuestión de vocación, ya que se debe creer para poder indagar e inmiscuirse en ese mundo divino. De esta manera, no se tratará sólo de investigar aquello en lo que se cree, sino también que podrán tener la elección de transmitir todo ese conocimiento, así como las distintas manifestaciones de fe que se han hecho a lo largo de la historia.

Los profesionales de la carrera de Teología, se basan en distintas metodologías que se adquieren a través de la cursada. El dictado de la carrera brinda diversos instrumentos relacionados con la ciencia, ya que es una profesión que no sólo se basa en las creencias, sino también en conceptos de la filosofía y de distintas ramas científicas, como los estudios y trabajos que se realizan en las ciencias sociales.

La carrera de Teología se brinda en las Universidades, el título que se otorga es el de Licenciado en Teología, tiene una duración aproximada de entre cinco a seis años, cuestión que estará ligada específicamente al programa de cada entidad educativa. A lo largo de la carrera se adquieren conceptos sobre metafísica, liturgia, eclesiología, nociones fundamentales sobre sociología, filosofía antigua y contemporánea. Algunas temáticas son de gran importancia para el profesional, debido a que ofrecen una formación completa en lo que hace a las tareas que deberá desarrollar un teólogo, como todo lo que hace referencia a la sagrada escritura. En este sentido, durante los años que dura la carrera de Teología se pueden tener materias vinculadas a la historia de la iglesia, desde sus comienzos hasta la actualidad. También se pueden cursar materias que complementan los saberes científicos y que tratan sobre las vírgenes y los santos que se han suscitado a través del tiempo.

El profesional de la Teología puede dedicarse a tareas pedagógicas, transmitiendo sus conocimientos sobre las manifestaciones de la fe durante las distintas transformaciones que tuvo la sociedad. Es importante que los estudiantes, a lo largo de la cursada, puedan mantener sus pensamientos críticos y analíticos para poder realizar preguntas que luego, a través de su profesión, podrán resolver con estudio, utilizando siempre como concepto fundamental la razón.