¿Cómo es el acceso a las universidades en España?

Para poder estudiar una carrera en España debes conocer los pasos a dar en el proceso de admisión de cualquier universidad del país.

Hay una única palabra que debes recordar si lo que deseas es ingresar a una de las universidades de España: selectividad. Puede que ya hayas oído hablar de ella a lo largo de tu trayectoria escolar. Quizás en cuanto pusiste un pie en el bachillerato, todos a tu alrededor comenzaron a pensar en esto y de alguna manera la onda expansiva llegó a ti, haciendo crecer tu temor al respecto.

No debes temer, la selectividad es una prueba que realizan todos los estudiantes que desean acceder al nivel educativo superior en España, pero eso no es motivo para caer en pánico, puesto que esta es una instancia más dentro del proceso de admisión de cualquier casa de estudios de Educación Superior. Una etapa que debes sortear con éxito, pero que podrás enfrentar cuantas veces necesites.

Ingreso a las universidades de España

Como dijimos antes, la selectividad es un examen ineludible en España para todo aquel que busque el ingreso a una institución del nivel superior. Por supuesto que hay muchos detalles que conocer al respecto, información que te ayudará a despejar tus principales dudas y te permitirá enfrentar la prueba con mayor confianza.

La selectividad, de todas maneras, no es la única prueba que tendrás que realizar, porque dependiendo la institución a la que desees ingresar, puede que debas afrontar otra clase de examen. Los centros privados por ejemplo, cuentan con su propia prueba de admisión, además de exigir la selectividad.

Y luego puedes encontrarte con diversos métodos de acceso dependiendo la situación de cada futuro estudiante.

¿Cómo es el acceso a las universidades en España?

Existen modalidades específicas de ingreso para quienes cuenten con las titulaciones técnicas, es decir quienes hayan realizado la Formación Profesional de Grado Superior o hayan cursado en Instituciones de Enseñanzas de Régimen Especial de Grado Superior. También hay condiciones diferentes de acceso al nivel superior, para aquellos adultos mayores de 25 y 40 años.

Selectividad

La prueba de selectividad es uno de los rasgos más característicos del sistema de Educación Superior español. En realidad el nombre correcto de este examen es Prueba de Acceso a la Universidad (PAU) y de su superación depende el ingreso de los jóvenes que finalizaron el bachillerato, a una universidad.

La PAU se divide en dos partes: Fase General y Fase Específica. La Fase General es obligatoria y consta de 4 ejercicios enfocados en las áreas de Lengua española y Literatura, Lengua extranjera (inglés, italiano, alemán, francés y portugués), Historia de España o Historia de la Filosofía (a elección del alumno) y asignatura de modalidad de segundo de Bachillerato (a elección del alumno)

Un quinto ejercicio se realizará en las Comunidades Autónomas que cuenten con otra lengua cooficial (euskera, gallego, catalán).

Estos ejercicios durarán una hora y media y se realizará un intervalo de 45 minutos de descanso entre examen y examen.

En cuanto a la Fase Específica, esta es optativa, el alumno decide realizarla o no dependiendo sus objetivos de estudio. En concreto, la Fase Específica está basada en materias de modalidad que no están incluidas en la Fase General. Dichas materias deben guardar relación con el programa de estudios que el alumno pretende estudiar en la universidad.

Los estudiantes podrán presentarse a la selectividad cuantas veces lo deseen. Muchos repiten el examen en pos de obtener una mejor calificación, dado que en algunas carreras es necesario alcanzar una determinada nota para poder acceder a los estudios, teniendo en cuenta que la cantidad de plazas ofertadas es inferior a la cantidad de alumnos que desean acceder a ellas. Es en estos casos que se exige una nota de corte. Esta nota varía de acuerdo a la institución académica y la titulación y cambia todos los años.

Aunque en algunas carreras es importante alcanzar una puntuación alta, en muchas otras la nota obtenida en la PAU no es tan restrictiva. En esos casos, los porcentajes de admitidos es más elevado.

Hay dos convocatorias para la realización de la prueba de selectividad, una se da en el mes de junio y se conoce como la convocatoria ordinaria, la segunda es la convocatoria extraordinaria destinada a quienes no hayan podido superar la primera prueba o deseen subir su calificación.

El lugar en el que se realiza este examen dependerá del centro de estudios en el que el alumno haya cursado los estudios medios, porque la prueba se lleva a cabo en la universidad a la que esté adscrito el colegio secundario.

Pruebas de admisión en universidades privadas

La gran mayoría de universidades privadas toman la selectividad como parte de los requisitos exigidos dentro de su proceso de admisión, pero sumado a ello, también efectúan sus propias pruebas de ingreso.

Las pruebas de admisión de cada institución privada del nivel superior serán particulares de cada institución, es decir que no existe un criterio general al respecto. De todas formas, estas pruebas suelen medir conocimientos, aptitudes, nivel de idioma y el aspecto psicotécnico del ingresante.

La entrevista personal forma parte de las pruebas de acceso que esta clase de centros de estudios realiza.

Estas pruebas de admisión se suelen realizar durante todo el año en los días y horarios que cada institución ha fijado para tal fin.

Acceso para quienes cuenten con titulaciones técnicas

Los graduados de Formación Profesional de Grado Superior, de Instituciones de Enseñanzas de Régimen Especial de Grado Superior o de Instituciones de Enseñanzas deportivas de grado superior, tienen un acceso diferente al sistema universitario.

Esta clase de profesionales no tiene que realizar de forma obligatoria la Prueba de Acceso a la Universidad, porque la titulación técnica alcanzada les permite acceder sin selectividad a la educación universitaria.

En caso de que existiera mayor demanda que plazas ofertadas en la carrera que estos futuros estudiantes quisieran realizar, ellos deberían presentarse a la Fase Específica de la PAU para mejorar su nota de admisión.

Acceso para adultos mayores de 25 años

Los adultos mayores de 25 años podrán acceder a un método de ingreso alternativo a la prueba de selectividad, aunque debemos decir que el proceso es bastante similar.

Como requisito principal, el futuro estudiante tendrá que haber cumplido sus 25 años antes del 1 de octubre del año en el que realice la prueba.

La prueba se divide en dos fases: una general y otra especifica. La primera consta de tres ejercicios. El primer ejercicio se basará en la elaboración de un texto sobre un tema de actualidad. El segundo ejercicio estará enfocado en la Lengua Castellana y el tercero, en una lengua extranjera (inglés, italiano, alemán, francés o portugués). Existirá un cuarto ejercicio en aquellas Comunidades Autónomas con otra lengua co-oficial.

En la fase específica se abordarán 5 ramas del conocimiento: Artes y Humanidades, Ciencias, Ciencias de la Salud, Ciencias Sociales y Jurídicas e Ingeniería y Arquitectura. El aspirante tendrá que realizar dos ejercicios de las áreas de conocimiento vinculadas a la carrera escogida.

La convocatoria de esta prueba se realiza una vez al año por cada institución que utiliza este método de admisión.

Acceso para adultos mayores de 40 años

Los adultos mayores de 40 años que no posean una titulación del nivel superior y deseen acceder a una carrera universitaria, podrán hacerlo sin realizar la PAU.

Estos, al contrario de lo que sucede con los adultos mayores de 25 años, no tendrán que realizar ningún examen. Sólo deberán atravesar por una entrevista personal, previa petición de solicitud al rector de la casa de estudios a la que se desea ingresar.

Requisitos generales de ingreso al nivel de Educación Superior español

Existen dos requisitos generales para el acceso a la Educación Superior en España: tener el Título de Bachiller y hacer la selectividad.

En el primer caso, la finalización de los estudios medios es requisito obligatorio y es parte del proceso de admisión de cualquier tipo de institución del nivel superior. Por otra parte, es el complemento de la prueba de selectividad para obtener la puntuación necesaria de cara a acceder a una universidad.

La PAU es de carácter obligatorio puesto que esta prueba es exigida en todas las instituciones universitarias del país.

Documentación a presentar para inscribirse en una universidad de España

La documentación es un paso elemental que debes cumplir a la perfección para evitar imprevistos al momento de inscribirte en una universidad.

Lo que tienes que tener en cuenta para ingresar al sistema universitario español es lo siguiente:

  • Documento de Identidad.
  • Certificado de notas del bachillerato.
  • Tarjeta de la PAU.
  • Preinscripción completa.