Arqueología

Realiza nuestro test y descubre si es la carrera perfecta para tí.

La fascinación por buscar, para muchas personas, va más allá de un juego. Al momento de elegir una carrera universitaria, la arqueología puede ser el inicio del arte de encontrar.

Elegir una carrera universitaria que se adapte a nuestros gustos y necesidades no siempre es fácil de encontrar, muchos se pasan años indagando diversas carreras para ver cuál termina por convencerlos. Hay ciertas carreras que te atrapan desde el comienzo, que llegan antes de la búsqueda. La carrera de Arqueología te puede atraer en primera instancia por lo que podes conocer de ella a través de lo que te muestran las películas, por leer algún libro o por ver un documental.

En este sentido, el arqueólogo es un profesional real y no simplemente ficcional. Es quién se desempeña en diversas labores en búsqueda de la historia humana o cultural de un lugar. Busca testimonios del pasado para poder reconstruirlo, a través de objetos o de símbolos que puede ir hallando a lo largo de su investigación.

La Arqueología tiene el poder de capturar la atención de sus estudiantes por este objetivo fundamental, ya que a través de las evidencias que pueda ir encontrando el graduado, podrá ir descubriendo cuestiones políticas o culturales de una sociedad, así como también creencias religiosas de los pueblos que habitaron una tierra determinada.

Es una carrera que se liga principalmente a lo que se conoce como ciencias humanas o sociales. Para ser arqueólogo se debe cursar aproximadamente cinco años y se verán materias como por ejemplo: historia social general, prehistoria, estadística, lingüística y semiótica, metodología cuantitativa, paleontología, geología, topografía. Con respecto a las tareas que debe realizar, el profesional tiene que abocarse a diferentes instancias de las mismas, como el trabajo de campo, el análisis en el laboratorio, la divulgación escrita de su tarea realizada.

Puede desarrollarse como investigador o bien dedicarse a realizar tareas en museos, restauración de monumentos, labores en parques, fundaciones o bien inclinarse por la formación de nuevos profesionales, a través del ámbito educativo.

En lo que respecta al trabajo de investigación, tendrá que poner en práctica las herramientas teóricas aprendidas a lo largo de la cursada, ya que la metodología científica que una parte fundamental de la labor que deberá realizar. Es por ello que deberá trabajar mayormente en equipos donde pueda articular su trabajo con otros profesionales como geógrafos, botánicos, antropólogos, geólogos, zoólogos para que los conocimientos puedan complementarse.