¿Es difícil la carrera de Psicología?

Realiza nuestro test y descubre si es la carrera perfecta para tí.

Cuando pensamos en psicología, quizás nos viene a la mente esas series de televisión donde aparecen especialistas en esta área siendo interrogados ante un jurado y respondiendo las interrogantes de abogados y fiscales que desean esclarecer un caso y condenar a un acusado por algún delito.

También pensamos en esas entrevistas donde son citados para dar su opinión sobre un tema en específico.

Ambos ejemplos tienen mucho de cierto, pero quizás el asunto no sea tan glamoroso como lo pintan en la televisión. A continuación trataremos de aclarar todas tus inquietudes y responder la pregunta más importante: ¿Es difícil la carrera de Psicología?

¿Qué es la Psicología?

Escuchar los sentimientos, experiencias, miedos y esperanzas de otras personas es parte de la vida diaria en el trabajo de los psicólogos.

Mientras trabajan con sus clientes, estos profesionales estudian los patrones de pensamiento, las emociones y las interacciones de cada persona para ayudarlos a mejorar su calidad de vida.

Los psicólogos recopilan información a través de evaluaciones, encuestas, entrevistas y revisiones de estudios científicos. Buscan formas de ayudar a las personas a comprenderse a sí mismas, sus comportamientos y sus relaciones. Algunos realizan investigaciones y escriben artículos e informes para compartir hallazgos y educar a otros.

Muchos psicólogos comparten las cualidades de ser confiables, observadores, compasivos y analíticos.

Hay diferentes tipos de psicólogos, incluidos los sociales, clínicos, escolares, de asesoramiento y de organización industrial. Si bien la mayoría trabaja individualmente con los clientes, algunos colaboran con médicos y trabajadores sociales.

Breve historia de la Psicología

La psicología comenzó a surgir como un campo distinto de la filosofía en el siglo XIX. Antes de esto, filósofos como Platón, Aristóteles y Descartes exploraron las causas del comportamiento y la naturaleza de la mente.

En 1879, el médico alemán William Wundt estableció el primer laboratorio dentro del departamento de filosofía de la Universidad de Leipzig con el objetivo de aplicar los métodos experimentales de las ciencias naturales a problemas filosóficos.

Wundt fundó la escuela del pensamiento conocida como Estructuralismo, que intenta comprender la estructura de la mente a través de la introspección.

Por otra parte, el estadounidense William James se basó en las ideas de Charles Darwin sobre la selección natural. Propuso que, al igual que nuestras características físicas, las características psicológicas humanas evolucionaron porque eran funcionales. Esta escuela del pensamiento se le conoce como Funcionalismo y ha evolucionado hoy en día hacia la Psicología Evolutiva.

A Sigmund Freud se le considera como el Padre del Psicoanálisis o Psicología Freudiana, que se centra en el papel del inconsciente y la conformación de la conducta. Él creía que el comportamiento estaba impulsado por experiencias infantiles olvidadas y deseos inconscientes.

Freud utilizó enfoques psicoanalíticos como el análisis de los sueños y la psicoterapia para comprender la influencia del subconsciente.

El trabajo de Freud también inspiró a otros psicólogos como Carl Jung, Erik Erikson, Alfred Adler y Karen Horney. Cada uno de estos teóricos compartió las creencias de Freud sobre la importancia de las experiencias de la primera infancia.

Estudia psicología si...

Nadie quiere perder el tiempo estudiando una carrera universitaria que a la larga no estamos plenamente convencidos si nos va a gustar o no, es por ello que se debe cumplir con un cierto perfil para cada una de ellas. En el caso de la Psicología, no hay excepción.

Si te llama la atención esta profesión y quieres intentarlo, estos son ocho rasgos de personalidad que debes tener si quieres hacer de ésta tu futuro.

  1. Eres una persona curiosa

Cada caso con el cual se vaya a enfrentar un/a profesional de la Psicología será distinto al otro. Es por ello que se debe tener una profunda curiosidad por saber qué es lo que mueve a la gente a comportarse de cierta manera, por lo que es importante conocer cada día y aprender la materia, estar en constante estudio.

  1. Eres alguien en quien se puede confiar

Si eres la persona dentro de tu círculo de amistades o inclusive en tu familia a los que todos recurren porque se puede confiar en ti, lo mismo pensarán el día de mañana quienes se conviertan en tus pacientes. Debes ser alguien confiable y a quien se le puede revelar situaciones privadas y profundas.

  1. Sabes escuchar

Y si eres una persona en la que se puede confiar, eso significa que tus futuros pacientes podrán hablar por largas horas, sabrás escuchar atenta y pacientemente, para luego analizar la situación y dar respuesta a las posibles interrogantes que puedan haber.

  1. Disfrutas ayudando a los demás

Ya sea que disfrutas trabajando con pacientes o que lo haces con otros colegas, es importante que como Psicólogo seas una persona sociable. En ambos casos, se trata de lograr un objetivo compartido en estrecha colaboración con otros.

  1. Eres de mente abierta

Tienes que tomar en cuenta que cuando los pacientes te revelan sus intimidades y problemas, lo hacen porque consideran que eres una persona de mente abierta y sin prejuicios que no los va a juzgar por lo que piensan o por como son. Debe haber confianza y se tienen que sentir a gusto contigo.

  1. Eres una persona comunicativa

No sólo se trata de saber escuchar lo que tienen que decirte tus pacientes, así como también de transmitirle tus opiniones de palabra, sino también de saber interpretar lo que quizás te quieren decir con el lenguaje corporal.

  1. Siempre le buscas (y encuentras) la explicación psicológica

Si eres de las personas que le gustan los buenos libros con un trasfondo psicológico o las películas llamadas “thriller psicológico”, entonces la carrera en cuestión es ideal para ti. Pero, no sólo eso. Si durante toda la lectura o toda la trama de la cinta estás buscando explicaciones y las encuentras, significa que tienes madera para llevar adelante los estudios de Psicología.

Si cuentas con la mayoría de las características o rasgos antes señalados, considera esta carrera como una oportunidad de desarrollarte profesionalmente. Pero si, por el contrario, eres una persona que no está orientada a ayudar a las personas, que no le gusta interactuar o colaborar con otros/as, pues debes pensarlo mejor si es tu mejor alternativa.

También puede ser una profesión que genera mucho estrés por las situaciones que tendrás que enfrentar: plazos de entrega, horarios irregulares, montañas de papeleo y los clientes que se enfrentan a grandes crisis de la vida son sólo algunas de las cosas que pueden agotar tus emociones.

Algunas materias que verás en Psicología

La carrera de Psicología en España tiene una duración de cuatro años y 240 créditos que se deben completar. En ese período de tiempo, los estudiantes verán materias como:

  • Fundamentos de Estadística
  • Estadística Aplicada a las Ciencias de la Conducta
  • Psicología del Aprendizaje
  • Psicología Educativa
  • Psicología Diferencial del Comportamiento
  • Psicología de Trabajo y las Organizaciones
  • Psicología Clínica
  • Psicología Jurídica y del Testimonio
  • Psicología de la Intervención Social y Comunitaria
  • Neuropsicología Clínica
  • Valoración e Intervención en Psicopatología Infantil y Juvenil

Y después de graduarse, ¿qué?

En España, las salidas profesionales más comunes para esta profesión son: Neuropsicólogo, Psicólogo clínico y de la salud, Psicogerontólogo, Psicólogo Forense, Psicólogo educativo, Psicólogo del Tráfico y de la Seguridad Vial, Psicólogo de la Intervención Social y Psicólogo del Trabajo y de las Organizaciones, entre otros.

Después de haber obtenido el título de Psicólogo, la persona graduada de esta carrera suele tener un salario que puede variar entre los 1.000 euros al mes y los 1.500 euros. En algunos casos, puede llegar hasta los 3.000 euros al mes, pero por lo general depende de los años de experiencia y cualquier otra especialización que se haya hecho.

La Psicología puede ser una carrera fascinante si eres una persona que le gusta la lectura, la investigación y que tiene una alta capacidad de análisis. Toma en consideración todo esto antes de elegir esta profesión.